viernes, 5 de enero de 2018

Poema EL LLAMADO






Tras doce lunas de triste invierno
el  bosque ansía dejar el gris.

A todo mi ancho y largo, un latido, soterrado
se hace sentir , es… como un susurro, preso
 en verdes brotes de enredaderas:
Vamos…vengan…que vengan todos.
Un eco ampliado por  el crujido de la hoja seca:
¡Vayamos a pintar la rancha!

Eterna pareja de queltehues replica el llamado a las aves
¡Vengan, que vengan todas!
Acudan sin vergüenza desde el búho al colibrí,
cada uno, una pluma para esparcir el color.
¡Vengan!, los enanos custodios del bosque
con  sus cometas de arcoíris,
las aspas del viejo molino lograrán la mezcla perfecta.
Juntos, hagamos  esto sea un llamado universal:
desde mayor a pequeño, siendo varón o mujer.
A falta de madre y padre,
bienvenidos sean, los hijos, los nietos
y aquél  fiel amigo que no ha de venir.

Quitemos la manta de lana y ondeemos, cual bandera,
al aire la blanca sábana:
¡vengan,  es aquí, muy dentro y fuera del corazón!

Mientras,
una dulzura de madreselvas       me evoca       color         Amor.




Amanda espejo
Quilicura, diciembre - 2017


sábado, 23 de diciembre de 2017

Poema ERE(S)ON





Siempre un sueño recurrente
 un retazo de mi noche
lo difuso      lo sin nombre      lo extraviado.  
De mi pecho,
un  dolor lacerante
el retorno de la rabia, la pieza faltante
la tibieza entre la bruma
lo embriagante     el deseo      el sentido
EL RETORNO DE LA MANO A LA ESCRITURA
Un asomo de cordura
(o un resabio de locura)
Lo constante      de     la      e    s     p     e      r      a
par de ojos       su mirada      unas manos      
bajo vientre       una espalda…
 una ausencia de palabras.

En resumen,  (y entre todo)
desencanto, la Tristeza
¡La mía!
y el despierto desespero
a ojo abierto
de no poder       recordar      tu cara.




Amanda Espejo

Quilicura – noviembre 2017

martes, 5 de diciembre de 2017

Presentación Antología Poética Chile-Rumania VERTEBRAL


Hoy, martes 5 de diciembre 2017, a las 19 horas, 
se llevará a cabo una de las presentaciones proyectadas de la

Antología Poética Chile-Rumania VERTEBRAL

(Segunda edición hecha en Chile).




Esta ceremonia se llevará a cabo en 
Hall Central del Museo de Artes Decorativas Palacio Rioja 
Viña del Mar, calle Quillota 214. 



Vuestra  valiosa asistencia dará realce a esta reunión. 

miércoles, 29 de noviembre de 2017

En mi librero...VERTEBRAL, Antología Poética Chile-Rumania


Antología Poética Chile- Rumania
Coleccion"Contemporary Literary Horizon", Biblioteca Universalis. 



Proveniente de Rumania y ya por fin en nuestras  manos (y libreros), VERTEBRAL,  Antología Poética Chile - Rumania, formada por trece poetas que, tal como lo expresa en su presentación Carmen Troncoso, representan una valiosa muestra del tesón y sentir femenino en dos lenguas, gracias a la traducción de Diana Dragomirescu.


Las autoras compiladas son: 

Carmen Troncoso
Violeta Guiraldes del Canto
Pauline Le Roy
Alejandra Basualto
Margarita Bustos
Dámaris Calderón Campos
Haydée Herrera
Victoria Herreros Schenke
Nora Guevara
Maritza Barreto
María Elena Blanco
Fanny Campos

...y quien escribe:

Amanda Espejo. 




*Próximamente se presentará una segunda edición hecha en Chile, en fechas y lugares por definir. 

lunes, 9 de octubre de 2017

POEMA APRENDIZAJE/UCENICIE, en Antología Vertebral (Chile, Rumania)



Dibujo, Amanda Espejo

Agradecer y compartir esta hermosa traducción de Daniel Dragomirescu, al rumano, de mi poema APRENDIZAJE, parte del contenido de la Antología Poética VERTEBRAL (Chile, Rumania), pronta llegar al país, la cual también estará presenta en FILSA 2017.

Para leer este y otros pormas de algunas de las autoras participantes, pinchar el siguiente enlace:

https://contemporaryhorizon.blogspot.cl/2017/06/bibliotheca-universalis-2017-antologia.html



Ucenicie


Deci, spune-mi...
Vreodată mi-ai memorat spatele?


Ai străbătut cu pas ferm şinele coloanei mele
alunecându-ţi corpul pe spinarea de oase curbate
lingând – în trecere – textura uşoară a pistruilor mei
şi forma trufaşă a taliei mele?


Ai pecetluit cu buzele tale la sfârşitul traseului
zănoaga călduţă unde se adăposteşte
ultima vertebră a şarpelui?


Şi dacă nu ai făcut-o...
Cum poţi şti
cine este cea care doarme lângă tine?



Amanda Espejo, Chile

Antología Vertebral, Chile Rumania. 

jueves, 5 de octubre de 2017

Poema HASTA ABLANDAR EL HUESO






(A veces...) 

Quisiera      llorar      ¡a mares!
presa de un cuarto incógnito sin ventanas ni vecinos.
Anular la verguenza del gesto
librando paso al gemido,(retenido)
expeler la angustia acumulada por los siglos de siglos y...
llorar, sin pudor ni conciencia
con el derecho que me da la Vida.

Llorar, desde lo más recóndito del vientre
desde la vesícula al hígado,
llorar,  no por dolor ajeno, sino, por mí
por lo faltante
lo que no fue y lo que ha sido.

Llorar hasta licuar la órbita del ojo
hasta ablandar el hueso,
con el alma, con el grito
hasta que escurra la sangre oscura
por todos mis muertos-vivos
desde la fuga del padre hasta el último de mis hijos
amén, de los no nacidos.

Llorar postrada, de bruces, desde principio a fin
hasta que, desesperado acto de rebeldía
y antes de perder hasta la lengua,
poder gritar (entre otros) tu nombre,
la irrazonable esperanza de encontrarte, aun, después del fin.




Amanda Espejo
Quilicura / 2017


sábado, 30 de septiembre de 2017

Poema PUNTO DERECHO...PUNTO REVÈS




Hay días en que, no puedo evitarlo
sencillamente me canso de ser pobre,
de recolectar monedas, de tarro en tarro
para comprar el sustento.
De caminar a la tienda por el pasaje del barrio
sorteando basura y mierda de perro.
Son días en que me pesa el párpado
en que el ojo se resiste a confrontar la realidad,
días en todo el optimismo del mundo
no logra hermosear el entorno a costa de color barato.

A fuerza de ideales, no se repara rotura de muebles
ni existe techo que se componga.

Días en que no hay música capaz de ahogar el lamento
por haber parido sobre la colcha rota,
por destejer el chaleco para tejerlo otra vez…
y otra vez…
punto derecho, punto revés.

Gota a gota se descama la pared en un llanto silencioso
pero estridente al sensor del corazón.

Hay días en que me canso de soñar la ventura del mañana
esa, que nunca llega
que no pasa de ser utopía,
falsa promesa en la boca del hombre.
La esperanza necesaria para mover la rueda de molino.
Son días en que no basta con el tomate del huerto
ni con la olorosa albahaca,
con el tostar del pan o el agua y limón.
¡Las teorías del karma u omnisciencia de Dios en nada aplacan!
cuando ira, tristeza, amargura y descontento
pugnan por estallar,
ya no sirve pensar en los niños de África,
en las guerras de medio oriente
o desigualdad de América Latina.

Hay días en que, simplemente,
quisiera, en mi vida
no haber hecho todo tan mal.



Amanda Espejo

Quilicura / febrero - 2017